dijous, 5 de gener de 2012

La dreta espanyola i els jueus: 1898-1945


El treball de Rohr a La derecha española y los judíos, 1898-1945 (València: PUV, 2010), especialment en l'anàlisi de la política i la ideologia, és d'allò més original, en particular la seva anàlisi de la influència exercida pel nou imperialisme espanyol al nord del Marroc. Que la extramadreta espanyola era en general antijueva no és, per descomptat, una troballa, encara que aquesta orientació va ser impugnada en part, a principis del segle XX amb la nova tendència filosefardita (només incloïa els jueus sefardites perquè seguien parlant castellà, no els altres) per part d'alguns nacionalistes espanyols, que va sostenir que els jueus sefardites van ser superiors a altres jueus per haver estat "purificats" per la cultura espanyola.

La part més important del llibre tracta del paper al Marroc espanyol, que conté la major proporció de noves dades. Com subratlla Rohr, hi ha hagut una quantitat considerable de la literatura recent a Espanya i en la política espanyola i les seves accions en el Protectorat, que s'ha centrat gairebé exclusivament en les relacions amb la població marroquina, encara que generalment ignora el lloc de la població jueva significativa al nord del Marroc.

Retalls de premsa:

"En el último y más sugerente de los cinco capítulos del libro, Rohr investiga como el gobierno de España renuncia a repatriar a sus ciudadanos judíos de la Europa ocupada. El hecho de que un número significativo de judíos fueron capaces de escapar a través de España, no significa que la actitud de los funcionarios del régimen franquista fuera benevolente hacia judíos (en realidad, aquí judíos cuando termina la guerra había pocos, unos 6000, y en cierto momento son bautizados ante la presión, y los que eran extranjeros se les expulsó en 1939, como pasó con los asquenazís de Mallorca). Rohr explica que mientras que el régimen franquista se estableció después de la guerra como el salvador de los judíos sefardíes de Europa del Este, como apoyo a la salvación llevada por las iniciativas personales de los diplomáticos españoles, no lo fue por respuesta a las directivas oficiales (y el que lea el libro vera los delirios con los pocos de Salónica, Grecia y Hungría). Asimismo, Rohr señala que durante el mismo período Franco había desarrollado políticas pronazis y una retórica antisemita antiestadounidense, y que la coalición de antiliberales y fascistas que apoyaron su régimen utiliza la propaganda antisemita en muchas ocasiones. Esto tuvo lugar incluso después de 1943, cuando la política exterior española se estaba desplazando más hacia la neutralidad, ya que la fortuna en la guerra mundial había cambiado. Es cierto que Franco estaba convencido de que los judíos controlaban la política y la economía de los Estados Unidos y Gran Bretaña. Pero como desde 1943 estuvo cada vez más convencido de que Hitler perdería la guerra, se hizo consciente de la necesidad de mejorar sus relaciones con grupos judíos. En consecuencia, la propaganda antisemita disminuyó considerablemente. La sección de la policía política especializada en la persecución de los judíos fue disuelto (Por cierto, el libro no hace referencia a la creación de esta unidad en 1938 ni de sus funciones; sabemos que había un listado de los judíos españoles para Hitler. En realidad hubo varios listados: en 1939 el gobernador de Barcelona, González Oliveros, censó los 500 que no se habían ido y pasó la lista a la Gestapo ). El tratamiento de los refugiados judíos mejoró, y se buscaron relaciones más estrechas con el poder anglosajón. Y, como demuestra Rohr, el Gobierno español aceptó los contactos con el Congreso Judío Mundial y, posteriormente, colaboró con esta organización. Esta mejora en las relaciones es un primer paso hacia la creación del mito del rescate de refugiados judíos en España. Pero la verdad es que, si bien las medidas encaminadas a la persecución de los judíos españoles dejaron de tener efecto la política fundamental hacia los refugiados judíos se mantuvo sin cambios. De hecho, como los documentos muestran, el régimen franquista se negó a dar refugio a los judíos perseguidos de la Alemania nazi y la Italia fascista, incluso cuando tenían nacionalidad española. A los refugiados judíos se les permitió pasar a través de España, pero no se les permitía instalarse. Por lo tanto, concluye Rohr, la política española hacia los judíos fue similar a la seguida por otros países tales como Brasil, Japón e Italia.

[...] En definitiva, se trata de un estudio a fondo que se agrega a nuestro conocimiento, tanto por el antisemitismo en España como por la actitud de la derecha antiliberal que provocó el golpe de estado de julio de 1936 y desde entonces el apoyo al liderazgo de Franco. Lo que hay que destacar, sobre todo, es el análisis del tratamiento de los refugiados judíos durante la Segunda Guerra Mundial y la relación entre la política exterior y la cultura política (los mitos políticos de la Edad Moderna, el de la Edad de Oro, el de la conspiración, el mito del salvador y el de la unidad).”

Revista de Historia Moderna

--------------------

"Una contribución original a la literatura histórica, ya que combina un análisis lúcido de las fuentes españolas del antisemitismo en el largo plazo, con una valoración de penetración de la mezcla específica de ideológica y estratégica (de hecho francamente oportunistas), los motivos de la conducción de las políticas contradictorias adoptadas por los franquistas hacia los diferentes grupos de judíos europeos en el período comprendido entre 1936 y 1945. El punto fuerte del trabajo de la Dra. Rohr es su comprensión de la interacción constante entre la mitología política del antisemitismo español y los intereses geopolíticos de España y de las aspiraciones coloniales. Y es la forma en que su análisis de “longue durée” informa la disección inteligente de los años de la guerra (1939-45) que hace del libro una pieza de análisis impresionante."

Professora Helen Graham, Departament d'Història, Royal Holloway, Universitat de Londres

-------------------

“Esta atractiva, estimulante y original obra da firmeza a la cuestión de la raza en la España contemporánea y le da la importancia historiográfica que merece. Al igual que la expulsión de los moriscos, “los otros”, ha sido reconocida como un período significativo de referencia de la identidad española, este libro muestra cómo la construcción del "judío" juega un papel similar".

Dr. Michael Richards, de la Universitat de l'Oeste d'Anglaterra

------------------

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada